Servicio al Cliente

El foco en el cliente es un principio dentro de la forma de trabajo Agile. La interacción continua es crucial: se define junto al cliente un objetivo y el valor agregado que se entrega y luego el equipo trabaja para ese objetivo en ciclos cortos. Se testean los resultados con el cliente y se ajustan sobre la base de la retroalimentación. Esto significa que se trabaja en función del resultado y se van ajustando los servicios de manera constante. Desde esta forma se desarrollan planes de trabajo en ciclos cortos de manera cercana donde el centro de la intervención es el cliente.

Servicios relacionados