¿Sientes que es difícil motivar a tu equipo y colaboradores en estos tiempos?
¿Sientes que tus métodos para motivar a los otros hoy en día no están siendo
efectivos?

Dentro de las teorías psicológicas clásicas, existe un fuerte enfoque en ver la motivación como algo extrínseco, sin embargo, hoy en día el enfoque es más bien intrínseco, es decir algo propio de cada colaborador.

Un autor interesante para abordar la motivación en la época de contingencia es STEVEN REISS, profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Ohaio.

Reiss desarrolla la teoría de los los 16 deseos básicos y sostiene que los humanos estamos motivados por impulsos psicológicos  intrínsecos y que estos impulsos son fines en sí mismos. Es decir, tienen una intención y significado para nosotros.

Dentro de estos 16 deseos básicos, entre otros, están:

El contacto social, refiere a la necesidad de estar con otros y de socializar, la tranquilidad, referida a la necesidad de estar a salvo y la independencia, donde existe un fuerte sentido de la individualidad.

Si algunos de tus colaboradores mantienen una alta necesidad de contacto social, su motivación puede verse fuertemente disminuida en esta época, caracterizada por el aislamiento y el escaso contacto.

Si la necesidad de tranquilidad es alta, lo más probable es que sientan un estado de ánimo disminuido, dado que existen altos niveles de incertidumbre y dificultad para enfrentar el nuevo escenario.

Si poseen una alta necesidad de independencia, pueden verse frustrados ya que los resultados no dependen sólo de ellos, sino que existen variables ambientales que podrían interferir en el logro de los objetivos.

Es por esto que te recomendamos:

Elaborar dinámicas que favorezcan la socialización.

Utiliza las plataformas para fines lúdicos y recreativos, ya que puede ser una manera de mantener el contacto entre los miembros tu equipo.

Mantén el contacto diario con tus colaboradores.

Utiliza instrumentos donde se pueda mantener una conversación y entregar soporte a cada uno de ellos. Recuerda que la empatía es fundamental en esta época.

Refuerza los ambientes seguros,

Nuestro equipo funciona mejor en zonas de confianza, donde se sienta a salvo.

Claridad con tu equipo.

Entrega estructura y reconforta a tu equipo cada vez que puedas, entrega
parámetros claros y pautas de acción.

Flexibilidad laboral.

Permíteles llevar a cabo las tareas y sé flexible en la forma de trabajo de
cada uno.

Recuerda nadie elabora de la misma manera las crisis y la motivación es intrínseca, por lo que es importante conocer a cada una de las personas que componen tu organización.

DIPLOMADOS ASCS

Deja un comentario

0
Open chat
X
X
X